Depilarse en tiempos de crisis

Ser mujer implica ciertos gastos “obligatorios” que rara vez te puedes saltar. Como ya vimos en un post anterior, estoy intentando recoger firmas para que las compresas, tampones y pañales no sean considerados artículos de lujo, ya que son productos de primera necesidad. Otro gasto al que nos enfrentamos (sobretodo en verano) es el de la depilación. Existen ciertas maneras de alargar al máximo el tiempo entre depilación y depilación, y maneras de hacerlo en casa sin dañar nuestra piel en exceso.

Vello facial

Ya sé que a veces da pereza ponerse, pero si aprendemos a mantener una buena higiene del vello facial, podemos incluso prescindir de ir a la esteticista. Simplemente tenemos que ir repasando la línea de las cejas, extrayendo con las pinzas (previamente desinfectadas, pinzas y cejas, con alcohol o agua oxigenada) los pelos que vayan saliendo. Si nos da miedo darles forma o dibujarlas, simplemente basta con ir “limpiando” la zona cada semana.

Ingles

Para las ingles recomiendo sobretodo la crema (si no tenéis alergias como yo) o si tenéis poca cantidad, las tiras de cera. Si también las váis manteniendo,podéis estar todo el verano sin pisar cabina estética alguna !!

Axilas

Yo antes era una sectaria anti-cuchilla. Pero desde que llegó la crisis las cosas han cambiado. Y he descubierto que si las depilo en la ducha y con abundante jabón y la cuchilla templada en agua caliente, me quedan limpias y no se irritan. Eso sí, procurad poneros crema hidratante después de depilar la zona para evitar rojeces.

Piernas

En realidad esto puede valer para todas las zonas: el truco está en exfoliarse al menos dos veces por semana (gel exfoliante suave + guante de crin), hidratarse bien después de salir de la ducha y depilarse cada dos o tres días. Si váis a hacerlo con chuchilla, deberíais invertir en una buena (las de Venus de Gillete para mi son las mejores, las que más duran y menos dañan la piel). Si os van bien las máquinas depiladoras tipo “Silk Epil”, ahora las han mejorado mucho, y pueden usarse incluso bajo la ducha (Silk Epil 7, por ejemplo). Yo debo decir que a mi este tipo de máquinas me va mal, la piel se resiente mucho y no me queda un apurado aceptable. Tan sólo usaba el accesorio de rasurado. Hasta que Inmaculada (la madre de mi chico) me regaló la rasuradora Silk Epil, que es una maravilla, y encima tiene un accesorio exfoliante. La bomba !! La recomiendo totalmente. Lo único negativo es que va con pilas, aunque en realidad así es más manejable.

¿Qué truquitos tenéis vosotras?

Anuncios

Etiquetado:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: